Como medir tus campañas en Facebook con etiquetas URLs

face1Si alguna vez has realizado algún tipo de campaña en Facebook (por ejemplo un post patrocinado con enlace a tu blog), sabrás que cuando dicha campaña llega a su fin podrás comprobar cuántas visitas ha recibido tu blog gracias a ese post.

Esta información nos la dice Facebook de manera sencilla a través de las estadísticas de las publicaciones. Identificando la publicación en cuestión podremos ver cuántos clics ha recibido y esto se traduce en idéntico número de visitas a nuestro blog.

face2Sin embargo si queremos ser realmente exhaustivos con nuestro análisis, esta información no es suficiente. La razón es que el número de clics que nos da Facebook no incluye los clics virales que se hayan podido desprender de nuestra campaña.

Este problema lo solucionamos con el uso de etiquetas URL (también llamadas “URL tags” o “Parámetros UTM”).

¿Qué son las etiquetas URL?

Las etiquetas URL son algunas palabrejas que se añaden al final de tu URL original para poder hacerles un seguimiento con Google Analytics.
Para añadir etiquetas URL a tu URL original, tienes que decirle a Google la siguiente información:

URL: Aquí pegamos nuestra URL original
Campaign Source: La fuente de la campaña, en este caso Facebook. (yo le he llamado Facebook_test)
Campaign Medium: El tipo de medio (post promocionado, banner, email, etc.) En este caso yo le he llamado “postorgánico” porque se trata de una prueba con motivos didácticos.
Campaign Name: Es el nombre de la campaña. La he llamado “bajones” porque enlaza a un post llamado “Cómo superar los bajones motivacionales”.
No puedes equivocarte con nada de lo anterior. Eres tú quien decide qué escribir en cada uno de los campos con la única finalidad de que luego te resulte más sencillo identificar cada campaña en cuestión (en el caso de que estés realizando muchas campañas).

Los 4 puntos anteriores son obligatorios. Sin embargo los dos últimos (Campaign Term, Campaign Content) son opcionales dependiendo del tipo de campaña que estés realizando (campañas de PPC o Test A/B). Para el caso de Facebook los he dejado en blanco.

Una vez que hemos rellenado toda esta información, obtendremos una nueva URL (recuadro rojo) que será la que tendremos que compartir en Facebook. Como puedes observar, en la parte final de esta URL se han añadido las palabras que hemos ido rellenando anteriormente (“Facebook_test“, “postorganico“, “bajones“).

Una vez que tenemos la nueva URL sólo nos queda compartirla en Facebook y esperar a que nos empiece a dar estadísticas. Para que se entienda mejor el sentido de toda esta explicación voy a comparar las estadísticas que me da Facebook con las estadísticas de Google Analytics.

Estadísticas de Facebook

Varias horas después de haber publicado el post con la nueva URL accedo a las estadísticas de las publicaciones y obtengo lo siguiente:
Facebook me dice que esta publicación ha recibido 590 clics. Ahora vamos a pasar a ver qué me dice Google Analytics.

Estadísticas de Google Analytics

Al haber creado etiquetas URL, Google Analytics automáticamente detectará que estamos realizando una campaña (aunque no hace falta que le metas dinero, puedes hacer la misma prueba sin dinero y Analytics seguirá detectando tu campaña). Para acceder a las estadísticas de esta campaña tengo que ir al menú de la izquierda en Adquisición – Campañas.

Si eres una persona observadora es posible que hayas detectado que Analytics me da 689 visitas desde esa campaña y sin embargo Facebook señalaba únicamente 590 clics. ¿Porqué Google Analytics me dice que he tenido 99 visitas de más en mi blog?

Esas 99 visitas son los clics virales que a pesar de que han surgido a través de una campaña en Facebook, Facebook no puede “rastrearlos”. ¿Cómo es posible que ocurra esto? Muy sencillo. Es posible que algunas de las personas que han hecho clic en mi publicación de Facebook y han llegado a mi blog, hayan compartido la nueva URL copiándola desde el blog y pegándola en Facebook (y no a través de la publicación original). Como consecuencia se genera una nueva publicación en el timeline de esas personas desvinculada de mi publicación original, y por lo tanto estos nuevos clics no aparecen en las estadísticas de mi publicación en Facebook pero sí en las de Google Analytics (siempre y cuando haya configurado las etiquetas URL).

Esto es sólo un ejemplo. Es posible que otras personas se hayan llevado dicha URL a Twitter o incluso la hayan enviado por e-mail. La consecuencia de todo esto es que cuando publicamos en redes sociales perdemos el control de nuestras URL. El uso de etiquetas URL nos ayuda a realizar un “marcado” de nuestras URL originales para saber la efectividad real de nuestras campañas.

El ejemplo que he puesto en este artículo ha tenido únicamente fines didácticos. No se trata de ninguna campaña real con inversión ni objetivos. Lo único que he pretendido es que se vea la diferencia de datos entre Facebook y Analytics. Sin embargo comprenderás la importancia de conocer las etiquetas URL cuando estés realizando campañas reales que tengan conversiones. Si no configuras las etiquetas URL caerás en el peligro de no contabilizar algunas de las conversiones generadas a través de tus campañas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s